06 octubre 2011

Borraja al ajillo

Las borrajas son unas verduras de lo más nutritivas, principalmente por su aporte en vitamina A, y lo que es mejor, con muchas propiedades medicinales. Precisamente ahora que empezará a venir el frío, esta es una receta muy sabrosa que nos ayudará a mantener a raya los resfriados. Un primer plato que no puede faltar ahora que empezarán a bajar las temperaturas.


Tiempo de preparación: 45 minutos.

Ingredientes:

3 ramos grandes de borrajas, 2 patatas medianas, 3 dientes de ajo, pimentón picante (si no gusta el picante puede sustituirse por pimentón dulce), aceite y sal.

Preparación:

En primer lugar tenemos que preparar las borrajas antes de cocinarlas, y para ello debemos separar los tallos y lavarlos muy bien. Una particularidad de las borrajas son los pelos que la recubren, no hay de que preocuparse, éstos desaparecerán en cuanto las pongamos a hervir. Una vez que tengamos bien lavadas las borrajas, las cortamos en trozos de unos dos o tres centímetros. Pelamos y cortamos en trozos las patatas.

Ponemos agua en una olla a presión (vale con cuatro tazones de agua) y añadimos las borrajas, las patatas y una cucharada sopera rasa de sal. Cerramos la olla, y cuando empiece a hervir dejamos al fuego durante 15 minutos (en caso de emplear una olla normal, el tiempo tendrá que ser el doble, y tendremos que añadir también el doble de agua).

Mientras se cuecen las borrajas, pelamos los dientes de ajo y los troceamos, para freirlos en una sartén con cuatro cucharadas soperas de aceite a fuego suave. Antes de que se doren, añadimos a la sartén una cucharadita de pimentón, y una cucharada de vinagre, para evitar que se pegue. Seguidamente apagamos el fuego y reservamos la salsa de ajo.

Si al abrir la olla queda demasiada agua, escurrimos la verdura antes de echarla en una fuente, vertiendo sobre ella la salsa de ajo que preparamos en la sartén.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Riquísimo !!!

Mariana dijo...

Me encantó!!

tola dijo...

Mi madre nos hacía este plato muy de vez en cuando porque aunque es muy sencillito lleva un ratillo hacerlo. Creo que por esto se convirtió en mi plato favorito y junto con el tema de engordar pues la verdad que las como muy poquitas veces.

vela dijo...

Estoy a dieta, pero no me resisto a leer estas cosas, aunque sea, lo disfruto leyendo. Saludos.